Hierbas aromáticas para cultivar en casa

Hierbas aromáticas para cultivar en casa

Sumergirse en el mundo de las plantas trae muchos beneficios y es una excelente manera de ocupar nuestro tiempo. Para iniciar en este mundo te recomendamos las hierbas aromáticas para cultivar en casa, son una gran opción para empezar a hacer tu propio cultivo.

Tipos de hierbas aromáticas que puedes cultivar en tu casa

Hay muchas clases de hierbas aromáticas, algunas son fáciles de cultivar en casa y otras no tanto, aquí te compartimos 5 hierbas aromáticas de fácil cultivo y su paso a paso.

#1 Menta

Es una planta muy útil tanto en la cocina como en el botiquín. Por su olor, tiene la capacidad de repelar ciertas plagas e insectos nocivos, además atrae muchos polinizadores como las abejas y mariposas. Es una planta fácil de cultivar y perfecta para empezar en este mundo de la jardinería. También es utilizada para adelgazar, para tratar el malestar de la gripe, dolores musculares y nauseas.

¿Cómo cultivar la menta?

  1. Toma un esqueje de menta. Una rama saludable.
  2. Ponlo en un vaso con agua. Fíjate que le llegue luz solar.
  3. Espera que le salgan raíces a la menta.
  4. Toma una maceta, vierte ¾ de tierra fértil y suelta.
  5. Cubre las raíces de la plántula de menta y ponle un palo o algún soporte cerca al tallo.
  6. Debes poner la maceta en un lugar donde le llegue la luz solar, pero no directamente.
  7. Siempre debes tener el sustrato húmedo, pero no agregarle agua en exceso.
  8. No toques las hojas de la planta ni con tu mano ni con el agua.
  9. Cuando hayan pasado mínimo tres meses, podrás utilizar las hojas de tu nueva planta de menta.

#2 Albahaca

Tiene grandes beneficios a nivel gástrico y hace que las comidas sean más livianas para el organismo. También es una receta natural infalible para el sueño, gracias a sus efectos somníferos puedes hacer una infusión antes de dormir y mejorar así tu descanso.

¿Cómo cultivar la albahaca?

  1. Cortas un tallo aproximadamente de 10cm de largo. Le quitas las primeras hojas de abajo.
  2. Tomas la rama y la pones en un vaso con agua, donde cubra la rama casi en su totalidad.
  3. Ubicas el recipiente con la rama en un lugar que le dé luz directa del sol.
  4. Espera a que la rama tenga raíces, ojalá de 2-3 centímetros.
  5. Planta tu nueva albahaca en un matero mediano. Donde la tierra esté suelta y fértil.
  6. Ponla en un lugar donde tenga luz solar, pero no directa. El mejor espacio es aireado y con sombra.
  7. Cuando ya tengas una planta bien formada y con mínimo 10 centímetros de altura, podrás disfrutar de su sabor y beneficios.

#3 Romero

Es una planta que cuenta con múltiples beneficios. Entre ellos, es un excelente diurético y antioxidante. Sirve como insecticida, mantiene alejadas las plagas e insectos. Ayuda a mantener una buena salud gástrica y además también es útil como complemento culinario.

¿Cómo cultivar romero?

  1. Buscas una planta sana y sacas dos buenos esquejes o ramas de él.
  2. Le quitas las hojas muertas y aquellas que están al principio del tallo.
  3. Si la rama no tiene raíz, entonces debes ponerla a germinar en un vaso con agua.
  4. Una vez tenga raíces, tomas la plántula y la siembras en un matero con buen drenaje.
  5. Un buen drenaje consta de sustrato solido como piedra, tierra suelta y fértil y que no presente excesos de agua.
  6. Siembras la planta dejando expuesto su tallo, es decir, sólo tapas las raíces de la plántula.
  7. Debes regarla solamente cuando veas la tierra seca. Así que te recomendamos, mover un poco el sustrato con un dedo y si sigue seco, tu romero necesita agua.
  8. Pronto tendrás un arbolito hermoso.

El romero es enemigo de la humedad. Debes tener precaución ante los excesos de agua.

#4 Manzanilla

Es una planta fácil de germinar a partir de la semilla y es infaltable para el botiquín de tu casa. Tiene varios beneficios a nivel gástrico y alivia los cólicos menstruales de las mujeres. Además, mejora el aspecto de la piel y puede regular el azúcar en la sangre.

¿Cómo cultivar manzanilla?

  1. Compra una bolsa con semillas de manzanilla.
  2. Prepara el sustrato donde la vas a sembrar y la maceta adecuada.
  3. La maceta debe tener buen drenaje y la tierra también. Debes añadirle un poco de piedra o cascara de arroz para dejar una tierra suelta.
  4. Le vas a poner ¾ de tierra suelta a la maceta.
  5. Luego vas a empezar a vaciar la bolsa de semillas de manzanilla de forma aleatoria.
  6. Tomas un rastrillo o tus propios dedos, y de manera suave, tapas un poco las semillas.
  7. Humedeces el sustrato. Ojo, no puede quedar con exceso de agua.
  8. La manzanilla no es amiga de los excesos. No le gusta ni mucha agua ni mucho sol. Entonces debes estar observando su comportamiento para ver si le ha gustado o no su locación.
  9. En un mes, ya puedes estar haciendo uso de ella.

#5 Jengibre

Es una de las mejores hierbas aromáticas para cultivar en casa. Fuera de la gran cantidad de usos que tiene. Es un gran aliado para los resfriados, dolores estomacales y nauseas.

¿Cómo cultivar jengibre?

  1. ¡No botes los pedazos que te sobran, guárdalos! Déjalos por fuera y espera a que le empiecen a salir raíces.
  2. Cuando ya tenga raíz, pon el pedazo en un plato semi hondo y cúbrelo con agua. Ojalá tibia o temperatura ambiente, durante la noche. 
  3. Toma una maceta con buena capacidad y llénala de ¾ de tierra.
  4. Cubre el cuerpo del jengibre, no vayas a tapar la raíz o brote. Sólo déjalo fijo pero no le hagas presión.
  5. Humedece la tierra y no dejes que se seque, pero no abuses del agua. Para asegurarte de siempre tener la raíz humedecida, hidrátala con un atomizador.
  6. Pon la matera en un lugar cálido, dónde tenga calor pero no directo.
  7. Al tener una planta bien desarrollada, puedes hacer eso de él.

Tips infaltables a la hora de cultivar hierbas aromáticas

  1. No riegues tus aromáticas como una simple planta de interior.  No todas las plantas necesitan la misma frecuencia de agua. Las hierbas aromáticas suelen necesitar un riego más frecuente.
  2. Observa constantemente las señales de tus aromáticas: color de las hojas, crecimiento, sustrato, sol y agua.
  3. Hacer podas frecuentemente. Al hacer esto, controlas de manera eficaz la vitalidad y florescencia de tu planta.
  4. No debes tocar los nuevos nacimientos ni las ramas que están más cerca a la tierra.
  5. ¡Si ves flores en tus aromáticas, córtalas! Cuando las plantas florecen significan que están terminado su ciclo de vida y se preparan para morir. No aplica para romero, orégano y la lavanda.
  6. Utilizar una tierra o sustrato cualquiera. Debes ser muy selectivo a la hora de elegir la tierra o sustrato de tus hierbas aromáticas. Este debe ser rico en nutrientes y de fácil manipulación.
  7. Elegir mal el tipo de hierba aromática. No todas las aromáticas tienen las mismas necesidades. Lo que para una especie puede ser benéfica para otra puede ser mortal.
  8. Tener plantas enfermas. Si una planta tiene plaga o cualquier tipo de sintomatología, la debes apartar del resto del jardín. Tampoco es recomendable comprar o recibir plantas enfermas.
  9. Ubicar incorrectamente tus hierbas aromáticas, hay plantas que necesitan sol y otras que mueren con el sol directo. Las aromáticas son una excelente opción para iniciarse en el mundo de la jardinería porque son fáciles de cultivar pero requieren atención.
  10. Aplicar fertilizantes o insecticidas químicos. Esto es letal para las aromáticas. Además si es para consumo humano, puede implicar un riesgo para nuestra salud. Las aromáticas no necesitan químico.

Red flags o advertencias de tus hierbas aromáticas

Hojas amarillas puede significar muchas cosas en la planta, siempre es una señal de alerta. Usualmente la hoja amarilla es exceso de agua. También puede significar falta de nitrógeno.

Hojas marrones, por el contrario, la planta necesita agua.

Solamente está café en las puntas de las hojas, puede significar que tiene un sustrato poco indicado con mucho drenaje. También pueden estar quemándose con los rayos del sol, lo que indica un exceso de luz solar.

Pérdida de color en las hojas significa falta de luz. Las hojas nuevas son verdes y vitales, pero las de más abajo se empiezan a palidecer. Por ende, se le empiezan a caer las hojas, sus tallos son delgados y débiles.

Manchas en las hojas suelen ser por bacterias y rotos o deformidades por insectos. Este tipo de síntoma es más difícil de tratar. Sin embargo, siempre que se presente que la planta debe aislarse hasta identificar el foco del problema.

Finalmente, cuando nuestras plantas se muestran decaídas o tristes sus tallos y hojas se empiezan a inclinar hacia abajo, esto puede significar falta o exceso de agua y sol. La única manera de saberlo, es empezar hacer intentos y analizar su comportamiento.

Las señales de alarma en las plantas es un tema realmente amplio, requiere de mucha observación y paciencia. Sin embargo, una manera simple de prevenir todos estos escenarios es siendo rigurosos en sus cuidados básicos.

Kit Plant Parent Caulé

Caulé, cuenta con un kit básico de cuidado para nuestras plantas. Con el abono granulado le das nutrientes a la tierra, previos a la siembra, también puedes utilizar el concentrado de nutrientes. Siempre debes estar atento a las señales de advertencia de la planta para así poderlas detectar de manera temprana.

Caulé

Caulé Happy Plants

Síguenos en Instagram

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.